miércoles, 22 de junio de 2011

Triunfo de la clase obrera y los oprimidos en Neuquen: Palabras de los obreros de Zanon, Alejandro Lopez y Raul Godoy

Compañeros/as, la verdad es que para nosotros, para la agrupación Marrón (y como ex dirigente del Sindicato Ceramista, como compañero militante), decíamos que ya era un triunfo el hecho de haber logrado tanta militancia, el hecho de ver a la juventud cómo tomó esta campaña: vos ibas y todos te decían “¿y cuántos son, cómo hacen?”, porque venís de Plottier y está todo pegado con el Frente; entrás por Cipolletti, lo mismo; entrás por Centenario, lo mismo; vas para el interior, lo mismo, prendés la televisión y la radio y se habla del Frente. “Cómo hicieron”, a mí me preguntaban, y yo les decía que lo que pasa es que hay organización y hay convicción, y que hay muchas ganas de cambiar las cosas y, por sobre todo, confiamos en nuestras propias fuerzas. Yo creo que eso es lo más importante y es lo que hemos ido aprendiendo, sobre todo nosotros, nosotros que por ahí no militamos en un partido, militamos en el sindicato, militamos en la agrupación, pero esto no lo decimos con orgullo: todo lo contrario, esto también nos pone en una crisis a los compañeros de la agrupación Marrón, porque nosotros no podemos ser toda la vida independientes, nosotros consideramos que en esto también vamos evolucionando, y la verdad es que tenemos que valorar enormemente la paciencia -permítannos decir esto que yo lo digo en nombre de mis compañeros/as-, valorar la paciencia que nos han tenido a lo largo de estos años, a lo largo de las semanas y días, con los debates y las discusiones, pero para nosotros es muy importante. Nosotros aprendemos enormemente y por eso le tenemos un respeto enorme a cada una de las organizaciones, y cuando nos tenemos que pelear, nos peleamos, y cuando tenemos que discutir discutimos, pero me parece que tanto entre ustedes y nosotros lo que nunca hemos perdido es que tenemos un enemigo, un enemigo de clase y eso sí a nosotros nos marca un límite, porque podemos debatir un montón, pero sabemos a quién enfrentamos.   Los compañeros de PepsiCo, los compañeros de Terrabusi, los compañeros de una autopartista de Córdoba, los compañeros del movimiento sindical de base, amigos que tenemos allá, que preguntan: “che, ¿cómo va?, aguante Neuquén, ustedes siempre son punta de lanza, ¿cómo vienen las elecciones?”, todo esto tiene que servir para el terreno político, para el terreno sindical y para cada una de las luchas. Es una prueba de fuego y la pudimos superar. Esta era la primera prueba de fuego que tenía el frente y la tenemos con una conquista, una banca que es nuestra como decían Raúl y los compañeros, una banca que está a disposición de los trabajadores. Yo recién pensaba, me empiezo a imaginar cómo vamos a hacer cuando tengamos que ocupar esa banca, y pensaba que lo podíamos hacer con una gran movilización que salga de la fábrica y venir movilizados desde allá y entrar a la legislatura con toda la fortaleza que tiene la clase trabajadora. Y sobre todo invitar a esos miles de compañeros, porque no es casual que hayamos hecho una buena elección en Cutral Co, que es una tierra de lucha, de piquetes, donde se han plantado los compañeros y ahí hicimos una muy buena elección. No es casual que en el parque industrial también, ese parque industrial por el que incluso nos hicimos una crítica con Raúl porque no nos dimos el espacio para ir a recorrerlo casa por casa, pero están cerca de la fábrica y ellos saben que hicieron parte suya la lucha de la fábrica, así como nos tuvieron que defender ese 8 de abril. Hemos hecho una campaña militante y eso no lo tiene nadie, ninguna fuerza política de las que estuvieron en competencia tiene la fuerza militante que tenemos nosotros, y mucho menos la convicción, pero la tenemos que multiplicar. Estamos ante una gran oportunidad de multiplicar esta fuerza militante a nivel regional, a nivel nacional. Tenemos que lograr entusiasmar a esos miles, millones de trabajadores y yo creo que somos parte de la construcción de esa expectativa que vamos a generar en la clase trabajadora.

Hace diez años recuperamos el sindicato de manos de la burocracia, y nos comprometimos ese día a discutir, a pelear, a tener la asamblea como método. Y volvemos acá, a la puerta del Sindicato, a ponernos al frente no sólo de la lucha de los ceramistas sino del conjunto de los trabajadores y el pueblo que lo necesitan. Pero no necesitamos una chapa todos estos años para hacerlo: cuando tuvimos que estar en el barrio Confluencia poniéndonos al frente lo hicimos, y cuando tuvimos que tener esa hermandad con los compañeros y compañeras desocupados (hoy en la fábrica hay más de 100 compañeros y compañeras de distintas organizaciones que comparten nuestro laburo y son obreros ceramistas igual que nosotros), con los compañeros mapuches y con compañeros y compañeras que dan la pelea desde distintos lugares.
Lo que conquistamos hoy es un nuevo lugar de lucha y eso es lo que necesitábamos nosotros, lo que estábamos buscando, ponernos al frente, buscar otro lugar desde donde pelear, buscar otro lugar también donde organizarnos mejor, donde hacer retumbar mejor la voz de los trabajadores y trabajadoras. El sábado que viene tiramos como moción y como propuesta hacer un gran plenario obrero abierto a todos para ver qué hacemos con esta bancada y cómo empezamos a organizar la lucha del clasismo en Neuquén y potenciamos la lucha a nivel nacional. Quiero dedicar este paso, y compartir con ustedes que hoy estamos contentos con la liberación -que conseguimos con la lucha- del Negro Martino, que se pasó más de un año en cana y ayer salió libre. Y hoy podemos compartir que está afuera y decir que vamos a ir por los 4.000 compañeros y compañeras procesados por luchar a nivel nacional, y que vamos a poner esta bancada al servicio de esa lucha, y vamos a poner esa bancada al servicio de la lucha de Santa Cruz y vamos a armar una delegación para esta misma semana estar viajando y ponernos al frente como tiene que ser. Para eso conquistamos ese lugar, para ponernos al servicio de la lucha, compañeros.
Y quiero dedicarle también -y esto sí es personal- este avance y este puesto en la lucha a una compañera, una vieja obrera de la fruta que crió a tres pibes laburando en un galpón de empaque en centenario, 38 años de antigüedad en el galpón de empaque La Flor, y se llama Edith Peña, y es mi vieja. A una obrera de la fruta que siempre nos estuvo bancando en el anonimato, por el aguante y por la defensa pero también porque representa a una generación de obreros y obreras de la fruta que acá siempre han peleado, siempre postergados. Pero que ahora podemos decir que tiene un representante en la Legislatura, lo tienen los compañeros mapuches con sus 250 compañeros procesados y procesadas por luchar, lo tienen los compañeros desocupados. Como hemos hecho todos estos años, queremos poner este lugar de lucha que hemos conquistado al servicio de esa causa. Toda la militancia que han desplegado, cómo se ha potenciado y la expectativa que se generó, hagámonos cargo de eso y vayamos a organizar toda esa fuerza, compañeros, porque esto recién empieza. Es una etapa más, una etapa más en la lucha de Neuquén que se la merecía, la tierra de Teresa Rodríguez, la tierra de Carlos Fuentealba, la tierra de Boquita, de Polo Denaday, se merecía una bancada obrera que se ponga al frente también y que nuevamente nos pongamos al frente de una lucha mucho más profunda. Lo que está bueno es que muchos de los que teníamos un puesto sindical ahora estamos hablando de política, y entonces en los lugares de trabajo no solo nos van a preguntar por los guantes y los botines, por el valor punto: ahora nos van a preguntar qué salida política le damos a esta provincia, y para eso hemos levantado un programa, ¡y ese programa esta cargado de la emotividad de la fuerza que tenemos de nuestros mártires y de la lucha que tenemos que conquistar! ¡Un paso adelante! Empieza otra etapa en Neuquén. La etapa de los legisladores obreros y trabajadores. Un orgullo pertenecer al PTS e integrar este frente y un orgullo pertenecer a este Sindicato.

Junto a Alejandro López y Raúl Godoy compartirán la banca obtenida por el Frente de Izquierda, Angelica Lagunas (PO) y Gabriela Suppicich (IS)-