miércoles, 9 de febrero de 2011

SALTA: nuevas muertes por desidia del Estado

Violación de derechos en el NOA: 7 niños Wichí muertos por desnutrición en 12 días
Por Ana Inés Soruco (DNI 27.110.424)

 Denuncia de la muerte de 7 niños del pueblo originario Wichí en el Norte de la Provincia de Salta, entre el 28 de Enero y el 8 de Febrero de 2010. [Salta, 9 de Febrero de 2011] En los últimos 12 días murieron por insuficiencia alimentaria, de agua potable, desnutrición y abandono del estado, 7 niños de la etnia indígena “Wichí” en la provincia de Salta, Noroeste Argentino. Julián Pérez nació en uno de los departamentos más donde le tocó nacer. Falleció por un Shock Séptico por Desnutrición Grave el pasado pobres de Argentina, Rivadavia Banda Norte, específicamente en Morillos. A sus 18 meses de edad, su cuerpo no resistió a la continua falta de alimento y a la precariedad sanitaria del lugar Viernes 28 de Enero. Esa misma semana, otro niño Wichí moría en Sachapera, comunidad que sumó en cuestión de días el duelo por el segundo de sus niños muerto por Desnutrición Infantil: Leandro Arias, de 1 año y 8 meses, quien falleció el Jueves 3 de Febrero. Una de sus hermanitas continúa hoy internada por la misma causa. Su padre, argentino y ciudadano de un país que es potencia alimentaria para el mundo, explicó: “Cuando volví del monte a casa mis hijos me pedían comida, pero yo no tenía. Aquí hay días que comemos y otros que no. El sábado, cuando murió Leandro, no habíamos comido nada". (…)Consecuencia de siglos de historia de discriminación, de ocultamiento, de omisión y de vulneración de los derechos más elementales de nuestros pueblos originarios argentinos, la desnutrición no dió tregua para apaciguar el dolor y la impotencia de las comunidades y de quienes trabajamos por su dignidad y sus derechos. Al día siguiente, el viernes 4 de Febrero morían otras dos pequeñas Wichí. Rocío Soruco tenía 3 años de edad y era miembro de la comunidad Kilómetro 6. Sus padres la llevaron al hospital en 5 oportunidades, y cada vez, los enviaron de regreso a su hogar. Rocío estaba desnutrida, y murió por una de sus complicaciones más frecuentes: diarrea. (…)El Viernes 4 de Febrero, fallecía también por Desnutrición Grave, Yanina Belinda Díaz, de 1 año y 6 meses de edad. Era de Misión El Chañar, Morillo (Departamento Rivadavia Banda Norte). Feliciana Díaz, su madre, relató que “la tuvieron internada una semana y no le hicieron nada y cuando ya se estaba muriendo decidieron llevarla a Orán, por eso no la pudieron salvar… no se para qué la tuvieron tantos días aquí, si la hubieran trasladado a Orán apenas se enfermó mi hija se hubiera salvado”. El cacique de su comunidad, Miguel Arias reclama que “la ayuda alimentaria que recibimos no es suficiente porque en la mayoría de los casos las familias tienen muchos hijos… nos dan un kilo de leche y eso apenas le alcanza para una semana… las enfermeras nos tratan mal y por eso muchas veces la gente prefiere no ir al hospital porque se siente humillada”. En esa misma comunidad, continúan expectantes por la vida de tres niños más. Patricia Alejandra Girón, quien se encuentra gravemente comprometida por la desnutrición, internada en el Hospital de Orán; y otros dos niños trasladados al Hospital de Embarcación el sábado 5 de Febrero por igual causa. Ese mismo sábado, murió la sexta niña Wichí de la semana. Era Marlen Ubaldina Arias, de 6 meses de edad, quien falleció en los brazos de su madre y su abuela mientras la trasladaban en grave estado hacia el hospital. La abuela asegura que “No sabemos si es por desnutrición, pero el viernes la llevamos al hospital. La médica nos dijo que era una chiquita en riesgo”. La niña estaba en riesgo nutricional, por lo que recibía una ayuda mensual de 1 kilogramo de leche en polvo. Se certificó su defunción por “paro cardío respiratorio”, aunque aparecen dudas sobre su verdadera causa (Comunidad Lapacho II, Tartagal). (…)El séptimo deceso de un niños indígena en el norte salteño se produjo anoche, a las 21:00 horas del 8 de Febrero de 2011. Marcos Torres tenía un año y vivía en Sachapera. Murió por desnutrición, y diarrea, en el Hospital de Tartagal. (…)Aunque, el gobernador de la provincia (en plena campaña política), señaló que "no se trata de un problema sanitario... lo que ocurrió tiene que ver con la forma de vida de esas comunidades. Tenemos comunidades de diversas etnias, hay algunas que son más complicadas, como los Wichis, porque hay cuestiones culturales que hacen difícil abordar una problemática de este estilo adentro de la casa... Aún teniendo infraestructura sanitaria no quieren asistir a los hospitales por una cuestión cultural”. También el vicegobernador, Andrés Zottos, responsabilizó a los “hermanos aborígenes por destinar el dinero que perciben en subsidios a otras prioridades menos urgentes que la alimentación”. Los dirigentes Wichí rechazaron esas declaraciones e invitaron a los funcionarios “a vivir con nosotros para ver si piensan de la misma forma”. Declararon que el hambre se recrudeció con el cierre de los colegios y sus comedores durante el verano; y por el aumento del precio de los alimentos. Aseguran que esta vez, no van a parar hasta ver soluciones.

FUENTE: http://argentina.indymedia.org/news/2011/02/770982.php